martes, diciembre 18, 2007

Más contras que pros...


Al fin, salí de vacaciones y la verdad es que estaba muy feliz con eso, hasta que recordé cómo es la vida en casa...
Mi casa es bastante parecida a la Dimensión Desconocida, sólo que con más sufrimiento y más eventos atemorizantes. Mi madre, por alguna extraña razón, se vuelve el ser más odioso de la tierra y se empeña con tesón en molestarme y hacer de mi estancia en la casa, un horror. En algún lugar del mundo (probablemente en su casa) aprendió que los hijos, sobre todo las hijas, tienen que ser, por asimilación, sus esclavas y dedicarle cualquier minuto libre a las actividades de la casa y a cualquier cosa que pudiese eventualmente perturbar SU paz. 
Ayer fue el primer lunes de vacaciones y por extrañas razones fue perturbadoramente tranquilo, eso hasta hoy.  Empezó el martirio del hacer todo lo que sea posible, ya que (por alguna otra extraña razón) mi madre no se sabe ningún otro nombre que no sea el mio, al momento de pedir cosas. Y en realidad, qué tiene de malo hacer cosas en la casa, nada. El tema es que ¿por qué hacerlas todas yo?, tengo un hermano con todas sus facultades adaptadas para hacer cualquiera de ellas, pero no. Porque si no hinchamos a la Fran no es igual de entretenido. Cuál sería el brillo de que esté tanto tiempo en la casa, si no la vamos a molestar hasta que nos cansemos, o hasta que se acabe el verano. 
En fin, es un asco estar en mi casa, y cualquiera que conozca a mi madre podría decirlo con libertad y sin temor a equivocarse.  
Por todo esto, es que generalmente busco cualquier excusa, por más mala que ésta sea, para salir de aquí y es ahí cuando viene la otra parte, la de "eres una pensionista en esta casa", "pasas callejeando", etc. 
Y no importa qué tan bueno sea mi argumento para decirle a mi madre que mi hermano también puede hacerlo, siempre soy yo una pésima excusa de ser humano, para hacer que mi pobre hermano haga cosas que podría hacer perfectamente, pero que al fin y al cabo tengo que hacer yo... UF!
Así son los veranos en mi casa, egoístas, unilaterales, agotadores, oportunistas, crueles, etc. La razón de que empiece a cuestionarme qué tan bueno es estar en casa después de todo. Quizás a los padres haya que verlos una cantidad suficiente de tiempo, como para que no se olviden de ti, ni para que te vuelvan loca. ¿Cómo se hace para lidiar con una madre complicada?, y en general las madres lo son, es como si tuvieran el don. Pero los años de experiencia y las conversaciones con amigos me han llevado a pensar que mi madre es realmente terrible. 
Se me hace tremendamente difícil relacionarme con ella, porque, al parecer, ella prefiere mil veces la postura de gendarme, a la de amiga o cercana, o lo que sea que pudiere ser más agradable. 
En definitiva, un horror. Siempre lo ha sido y lo será hasta que me pueda ir de aquí. (Me pregunto si se puede aburrir tanto uno de sus padres como para no querer verlos en un tiempo).
Aprovecho también de pedir las respectivas disculpas de mi desaparición del blog, a los pocos incautos que por aquí pasan, esperemos que ahora que tengo más tiempo relativamente libre, lo actualice más seguido.
A todo esto, la foto la saque de otro blog del que no guardé la dirección, espero no violar ningun tipo de derechos de autor, o susceptibilidades varias.

5 comentarios:

BigFella dijo...

Tu madre, todo un personaje. Lo importante es saber hasta que punto te domina y hast que punto te dejas dominar. Por otro lado, no hay mal que dure cien años. Fuerza, Fran!!

zadkiel dijo...

La verdad es que ha nadie le enseñan… no es por justificar, si bien tengo experiencias muy cercanas a lo injusto que pueden llegar ha ser los padres, a nadie le enseñan… eso es, un juego, un tira y afloja… claro que ahí algunos que abusan y se pasan jajaja en fin calma que todos tenemos a alguien haciendo presión… así es la vida y puta que detesto cuando dicen eso pero filo es así, se aprende a no cometer los mismos errores… pero ¡ojo! todos los cometemos en algún momento… fuerza Fran un besote grande para ti… solo es una de tantas luchas ¿o no? temeraria mujer…

Felipe dijo...

Hola, soy Felipe un amigo de Camilo (el de la ultima foto de su ñoñolog con esos rostros de juerga) y hace ya un tiempo que paso por tu blog que me parece interesante y con buenos puntos de vista. Con respecto a los padres te entiendo perfectamente, ya que yo viví con mi madre hasta hace como 3 años (mis papas se separaron y ahora vivo con mi Papá) y realmente la webada era a veces insostenible. Te explico, mi mama tiene la maldita manía de ser siempre ella la que tiene la última palabra y no me refiero a que la imponga, sino a que siempre TENIA que decir la última palabra, generalmente algún comentario sarcástico que tenia como objetivo nada más que molestar. Esto se sumaba a que ella en su juventud era media perna y no salía mucho, y yo soy lo mas callejero que hay, entonces ella no entendía por que yo tenia que salir todos los fines de semana, entonces ahí empezaban las peleas, que me iba bien en el colegio (o los primeros años de la U), era buen hijo no un drogo ni una lacra de la sociedad, etc, por lo que no había motivos para no dejarme salir. Solución, simplemente un día tan solo deje de pedir permiso y tan solo avisaba que iba a salir, al comienzo fueron grandes peleas, pero opte por no pescar ni enganchar con nada, y así me dejo de webiar.
Además esta el hecho que parece que las mamás siempre chocan con sus hijas. Debe ser que quizás a que ellas tienen una idea preconcebida antes del nacimiento de cómo debe ser su hija, entonces cuando esta le sale de otra manera, que es lo mas lógico, se frustran y tratan de todos los medios de encaminarla a esa idea utópica de la hija ideal, sumado todo esto a la crianza de la madre en cuestión, que ese es otro tema.
En fin, lamentablemente uno no elige a su familia ni a sus padres, así que hay que bancarselos hasta que uno se va de la casa, no hay necesidad de hacerse mala sangre un día, porque los vas a seguir viendo todos los días hasta quizás cuanto. Una vez fuera de la casa o el padre en cuestión lejos, cambia la cosa, te lo digo por experiencia. Fuerza, el verano es para disfrutarlo y no para pasarlo amargado. Ojalá nos conozcamos personalmente ya que pareces una persona que vale la pena conocer. Saludos, Felipe.

Felipe dijo...

Se me olvidaba, lamento mucho lo de tu perro, yo tambien tengo mascotas y estaria muy triste si se me muere.

SEBAstian dijo...

jajajajaja... todas las madres parecen estar locas... sera algun cambioo hormonal despues del parto??? pk antes de el son mujeres completamente "normales"..pero bueno ya vay a tener a tu hijo ke poder atormentar y sacarle el jugo con los quehaceres del hogar... jajajajaja... bueno vo cachai ke mi mama tp lo hace muy bn... y conozco un par mas ke andan por las mismas... asi ke lo ke yo pienso es ke les gusta sacarse su frustaciones haciendonos la vida imposible... pero no es no nos kieran, sino pk muchas veces gracias a nosotros vieron sus sueños frustados enotnces si ellas no viven como soñaron ke lo harian nosotros tampoco... jojojojo.. pero asi es la vida noma... es lo ke no ahy.. noma... vo cachai ke uno no valora lo ke tiene hasta ke lo pierde... no esperes a perderla para valorarla.. ojooo!!!!

vamooooooosh!!!... apura fe noma ke too va a salir bn!!!